Nueva rotulación en las oficinas de Colillas Branding | Colillas Branding

Nueva rotulación en las oficinas de Colillas Branding

Un ambiente que casa con nuestra identidad corporativa

Renovarse o morir”, decía Miguel de Unamuno, a quien le debemos uno de los mantras a los que más nos acogemos cuando decidimos que ha llegado la hora de hacer un cambio. Porque a veces es necesario desprenderse de lo viejo para poder hacer sitio a lo nuevo, a lo bueno que esté por llegar. Y es que, ¿qué sería de la vida si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo? En Colillas Branding nos hemos renovado. Porque la metatesiofobia no va con nosotros; ¿miedo a los cambios? No en Colillas Branding. Hace unos meses lo hacíamos “por fuera”, estrenando nueva identidad corporativa, y esta vez lo hacemos “por dentro”. Así hemos rediseñado nuestra oficina.

Apostamos por el rojo

Si hay un color que nos identifica en Colillas Branding, ese es el rojo, el color de las pasiones; porque si hay algo que somos aquí, eso es apasionados. Nunca faltan ni las ganas ni la pasión en todo lo que hacemos, de ahí que decidiéramos en su día teñir de bermellón nuestro sello, aplicar esta pasión, literalmente, a nuestra identidad corporativa.  ¿Cómo no hacer lo mismo en nuestra headquarters? Las brochas se tiñen de rojo, así como los nuevos vinilos que cubren las paredes de nuestra oficina.

Así, todo al rojo, aunque con permiso del blanco, por supuesto. El color blanco es sinónimo de un sinfín de emociones, casi todas buenas. Está llamado a ser el color que aclara las emociones y los pensamientos; el que nos hace sentir libres y olvidarnos de las opresiones. Y eso es todo lo que queremos en nuestras oficinas: sentir libertad a la hora de imaginar nuevas soluciones, de crear nuevos diseños y de orquestar nuevos conceptos y líneas de comunicación.

Moodboard: lo que nos inspira, que nos rodee

Moodboard, que viene a significar “muro o tablero de inspiración”, una práctica muy habitual en las agencias que facilita el desarrollo de un proyecto nuevo mediante la ordenación de la información que se tiene del cliente; una manera gráfica, visual, de exponer y aterrizar ideas para llegar a determinar una línea gráfica, una campaña, un concepto sobre el que trabajar. Los moodboards son muy poderosos y ayudan, a que con un simple recorrido visual, nos mantengamos firmes en un concepto, en lo que trabajamos y en cómo trabajamos.

Nos aportan claridad, confianza y comunicación, tres de los valores de Colillas Branding, de ahí que hayamos decidido convertir las paredes de nuestra oficina en un tablero de inspiración. Palabras como constancia, ilusión, paciencia, dedicación, esfuerzo o creatividad nos recuerdan qué somos, qué nos mueve y cómo nos mueve.

También lo hace la mente, plasmada literalmente en la pared del despacho de nuestro CEO. Porque si hay algo que ponemos a nuestro trabajo eso es cabeza, en todos los sentidos; siempre pensamos en aquello que creemos que mejor va a funcionar, que mejor respuesta va a ofrecer a la necesidad del cliente. Y en ese cerebro pensante que siempre late en nuestras oficinas, no pueden faltar palabras como publicidad, tecnología, redes sociales, comunicación, blog, e-commerce… Todo está a diario en nuestra cabeza.

Compartir en:

Deja un comentario

This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.